El Alavés aprovecha el fichaje de Take Kubo por el Getafe CF

La llegada del japonés ha dejado sin oportunidades a uno de los extremos más emblemáticos del club azulón

Nada más concretado el acuerdo entre el Real Madrid, el Villarreal y el Getafe CF, el japonés Takefusa Kubo ha puesto en forma su marcha de La Cerámica para valorar su estancia de nuevo en la capital a manos del equipo orientado por José Bordalás. Este movimiento ha estado cargado de múltiples emociones, entre las que se destaca la expectativa y la masiva ilusión del jugador por establecerse en un equipo competitivo.

Pero el grueso de este tema no llega simplemente por ello, aunque es la noticia del momento, tiene efectos que otros han estado pendientes de capturar. Hablamos concretamente del señalamiento instantáneo que le han enviado a Víctor Mollejo, que ante la presencia de un crack mundial en potencia podría dejar el club en la brevedad posible.

Takefusa Kubo
Takefusa Kubo, nuevo jugador del Getafe en su debut con la elástica azulona

Ya con Kubo en el Getafe, la decisión de soltar un futbolista del perfil que busca Alavés se mete en la mente de sus directivos

Si bien es cierto que Alavés está peinando el mercado, no tenía en mente llegar a estas instancias por jugadores de tal corte. Pero Víctor Mollano parece va a quedar libre y es el perfil de futbolista que están buscando. Fuerte, escurridizo y muy activo por la banda, un futbolista de un calibre importante que no tiene cabida en los planes de Bordalás al menos esta temporada.

La idea acá es ficharle como cedido hasta junio, y esperar en base a su rendimiento si existe la posibilidad de extenderle o meter en el mismo acuerdo una opción de compra. Nada de esto está sentenciado, pero al menos es la idea que recae de momento, y la que más ha llegado a tentar a los dirigentes del club babazorro.

Mollano, la última carta del Alavés para ganarse el derecho a mantener su nivel en primera

Sin minutos, sin la confianza de su entrenador, y mucho más sin motivación, Víctor Mollano es quién aduce esa dirección en el instante. El extremo tiene demasiada capacidad, mucha más de la que parece y de la que están dispuestos a revisar ahora mismo sin coste. Puede ser una carta de salvación importante y desde luego que no se lo quieren perder.

A falta todavía de media competencia pueden ir a por la permanencia, y mostrando un mejor juego claro que pueden lograrlo. Esa es la idea que tienen en mente, y de la que se ha dicho no piensan abandonar ahora mismo. La chance está planteada, y el marco general de los encargados está activo. Una señal de positivismo y le cierran, eso está cantado.

Lucas Pérez Alavés