El Almería trabaja en Santander y piensa en Bilbao