El Almería vuelve a demostrar que sabe competir