El anti láser revoluciona la carga del teléfono móvil sin contacto

Ahora es posible eliminar cables sin tener que sacrificar tiempos de espera y movilidad

Una de las más grandes noticias de tecnología actual tiene que ver con los sistemas de carga en los dispositivos móviles. Está más que claro que la carga alámbrica está pasando a terrenos complejos, y la inalámbrica promete ir rompiendo los esquemas. Así es como pretende hacer un grupo de revolucionarios, con el margen de carga anti láser.

Este sistema es absolutamente diferente a lo que tiene como vanguardia la actualidad. No establece elementos directos para poner el smartphone, ni tampoco limita en movilidad a las personas. Básicamente lo que intenta es realizar una carga rápida desde otra habitación sin perder velocidad y efectividad.

Cargador iPhone 12
Cargador iPhone 12, una de las debilidades de la marca

La carga anti láser quiere establecerse en el mercado actual a falta de algunas mejoras de concepto

Estudios de la Universidad de Maryland (UMD) en colaboración con la Universidad de Wesleyan en Connecticutk, han llegado a la conclusión. Investigando los terrenos se ha llegado a la finalidad de que este sistema cumple con muchos de los parámetros necesarios. Por ejemplo, librar de usar elementos físicos a las personas, y de limitarse la carga a un solo dispositivo.

Y es que el sistema logra transmitir energía a través de las paredes, gracias a que funciona en sentido contrario a un láser convencional. Es decir, en vez de emitir energía, absorbe partículas de luz o protones. Con este principio es posible llegar a cargar una batería de litio sin problema, o cualquier otro dispositivo compatible.

El éxito está programado, solo resta pulir algunos detalles para su comercialización

Todo este tema ha caído de pie en el momento que se vive. Es claro que se necesitan desarrollos muy poderosos para llegar a ese fin, más que nada por la alta demanda de consumo en dispositivos de esta índole. El éxito ha estado rodeado de aciertos en la aplicación de campos magnéticos para conducir los protones de una manera mucho más efectiva.

Se espera que su propagación se de en un futuro no tan lejano, pues a espacios abiertos, o cerrados incluso como oficinas les podría venir excelente. Muy prometedor, y los elogios han empezado a caer. La inversión es necesaria, y se espera que el objetivo sea cumplido con forme a las expectativas.

Selena Gómez