El aspecto “rudo” de una mujer futbolista hace tomar medidas denigrantes a la CAF para comprobar que no es un hombre

Jugadora africana en un partido / Agencias

La futbolista de la selección de Guinea Ecuatorial, Genoveva Añonma, ha sufrido una vejación en el fútbol africano debido a su rudo aspecto que hizo dudar a los dirigentes de la Federación africana si era un hombre o una mujer. Estos acudieron a la manera más precaria y denigrante de comprobarlo lo que ha provocado las declaraciones de la propia jugadora.

“Sólo hay que tener contacto físico con ellos en el terreno de juego para saber que es un hombre” aseguró la defensora de Ghana tras un partido ante su selección. Mientra que la propia jugadora afirmó que “Me pidieron que me quitara toda la ropa delante de los funcionarios de la CAF y del equipo de Guinea Ecuatorial. Me enfadé mucho, tocó la moral y me puse a llorar. Fue totalmente humillante”.