El Athletic espera cautelar a Iñigo Martínez muy poco antes de la semifinal ante el Levante

El conjunto vasco presenta alegaciones y espera contar con su defensor

El Athletic esperará hasta última hora para saber si finalmente conceden la cautelar a Iñigo Martínez. El Comité de Apelación se reúne sobre las 15:00 horas, por lo que la decisión podría llegar en torno a la charla que ofrece Marcelino a los jugadores instantes antes de partir hacia el estadio.

Y es que la sanción a Iñigo Martínez tras su “caricia” a Sergio León al final del encuentro del pasado viernes, ha sido de 4 partidos. Se ha considerado fuerza excesiva en la agresión de Iñigo, a pesar de verse en las imágenes que no es ni mucho menos tan violento como dicen.

cautelar Iñigo
El defensa del Athletic recibirá la cautelar por falta de tiempo

Argumentos del Athletic para pedir la cautelar por Iñigo

El Athletic se agarra a que hay precedentes no muy lejanos de jugadas similares que se saldaron con 2 y 3 partidos de suspensión. Justo lo que necesita el Athletic para que los partidos a cumplir sean en Liga Santander. Cabe recordar que las sanciones a partir de 4 partidos se cumplen en las todas las competiciones nacionales.

Pero si hay uno, dos o tres encuentros de sanción, se cumplen en la competición donde ha sido expulsado. Es decir, el Athletic no busca que se quite la roja. Simplemente busca reducir un partido para que Iñigo Martínez pueda ser de la partida esta noche ante el Levante en la vuelta de semifinales.

El carácter de Iñigo, vital en el Athletic

Marcelino, lógicamente, ya ha defendido al jugador y ha dicho que si nadie le dice lo contrario, jugará. No obstante, el asturiano maneja un plan B, que sería la entrada de Unai Núñez en lugar de Iñigo. Un jugador plenamente de garantías, por lo que en el Athletic no están excesivamente proecupados.

Eso sí, el liderazgo de Iñigo Martínez en estos partidos hace necesaria la cautelar. El central se crece en los momentos decisivos y perfectamente es capaz incluso de anotar un tanto épico de cabeza. Es un poco lo que sucede con Piqué en los partidos importantes del Barcelona, como se apreció en la semifinal ante el Sevilla, marcando y acabando el partido a pesar de estar lesionado.

Iñaki Williams