El Athletic quiere dar en Vigo un paso definitivo para la permanencia