El Athletic teme estampida de Marcelino si no llegan fichajes

Los leones deberán esforzarse más de lo habitual si no quieren desestabilizar el proyecto al comienzo de la temporada

Muy molesto se ha podido ver al entrenador del Athletic de Bilbao, Marcelino García Toral ante la falta de efectividad a la hora de asumir los nuevos fichajes. Al parecer la ineficiencia directiva, y la falta de presión desde la dirección deportiva habrían encendido las alarmas en medio del comienzo de una etapa que tiene como fin superar los hechos anteriores en donde se han quedado sin competencias internacionales.

Hasta el momento ha exigido un defensor central, dos mediocampistas y un delantero, eso como punto de referencia ante la eventual salida de algunas figuras importantes en su esquema. A eso hay que sumarle un portero si Unai Simón acaba firmando el contrato del que todos hablan. Sin herramientas se complica el asunto, y es ahí cuando todo parece ir a menos en medio de la álgida revisión constante de sus rivales en el caso.

Marcelino Athletic
Lo que piensa Marcelino del overbooking en el Athletic

De no llegar fichajes la etapa Marcelino podría acabar antes de lo pactado

Al llegar la consigna fue una sola, y era mejorar lo hecho por Gaizka Garitano. De hecho, el título de la Supercopa de España fue un excelente termómetro que ahora necesita terminar de componerse. Los fichajes son importantes porque al equipo se le ha visto muy reactivo, necesita gente para proponer otro estilo de juego, mucho más agresivo en campo rival.

Pero todo hace indicar que la ausencia de las grandes ventas estaría limitando este tema. El club necesita salir de figuras para ampliar su margen de acción, y en esa ruta hay varios candidatos. Por eso de momento la cabreada es monumental, y sin salida se empieza a especular con algunas anormalidades. Al parecer Marcelino tendría mucho que ver en cómo se están dando las cosas.

La afición pone ejemplos para diagnosticar la ausencia de fichajes

Alternativas han existido, pero que ninguna se haya concretado eso sí que es o resulta ser bien complicado. Al parecer es la forma en que trabaja el estratega a la respuesta de todo, pues muchas veces se les ha quemado el pan en la puerta del horno. Ejemplo reciente el de Javi Martínez, que cuando tenía todo arreglado terminó firmando para otro sitio.

Eso demuestra que las cosas no van bien al interior, y la gente ha sido la encargada de regarlo a través de los escenarios digitales. Complicado panorama a poco del comienzo de una nueva etapa, en donde la entidad tiene múltiples obligaciones y una de ellas es seguir el crecimiento expuesto en las primeras de cambio con el ex del Valencia al frente.

Iraola renovación