El Atleti, confianza ciega en alcanzar la Champions