El Atlético Benamiel recibe un gran regalo de su jugador más legendario

Los jugadores de primer nivel han pasado todos por un proceso de formación desde categorías inferiores de clubes pequeños hasta que fueron captados por ojeadores de Primera División y comenzaron a despuntar en las diferentes canteras de España. Es el caso de Isco Alarcón, que comenzó jugando en el Atlético Benamiel desde donde recaló en el Málaga CF. Años más tarde, el Valencia vió un potencial brutal en él y no dudó en contratarlo a los 14. En 2010 debutó en Primera con el club ché, aunque un año más tarde volvió a Málaga. Desde ahí, todos conocen su ascenso.

Pues bien, el malagueño no olvida sus orígenes y ha regalado al club de su infancia, el Atlético Benamiel, todas la equipaciones para vestir a los 17 equipos del club. Su padre llamó personalmente al Presidente para comunicarle la decisión de su hijo después de haber renovado su contrato con Nike. Este gesto ha calado hondo en la entidad y en los próximos días reinaugurarán el campo de El Tomillar, que pasará a llamarse Francisco Alarcón Isco.

Iván Calero Málaga