El Atlético de Madrid aprende a vivir sin Radamel Falcao

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-language:EN-US;}

No eran pocos los que decían que por mucho ‘Cholo’ Simeone que estuviera sentado en el banquillo, al Atlético de Madrid le iba a costar mantener el nivel del año anterior tras la marcha de Radamel Falcao al AS Mónaco. No obstante, en las tres semanas que se llevan de pretemporada, el conjunto del Vicente Calderón no ha dado muestras de echarlo de menos en el apartado futbolístico.

Sí que es cierto, que como cualquier equipo a estas alturas de verano, la escuadra del Manzanares ha dejado al aire algunas vergüenzas. Sin embargo, entre ellas no se encuentra la de tener dificultades a la hora de perforar el arco contrario. Así, ha marcado cinco goles en los tres encuentros disputados hasta el momento.Y lo que es más importante, todos sus delanteros parecen no tener la pólvora mojada. Así, Leo Baptistao, Diego Costa y Dani Aquino han visto puerta, a la espera de que David Villa debute con la camiseta a rayas.

Una vez aclarado el apartado goleador, y a falta de si llegará algún fichaje que ponga la guinda al pastel, la pregunta del millón reside, sin embargo, en si el Atlético de Madrid será capaz este año de dar un paso al frente, un salto de calidad, para añadir algo de picante a una Liga que se plantea como una batalla bipolar entre el Real Madrid y el FC Barcelona.

A un partido está claro que los colchoneros son capaces de tumbar a cualquiera. Y si no que se lo pregunten al Chelsea, que fue humillado en la Supercopa de Europa del verano anterior por 4-1, o al propio equipo blanco, que acabó hinchado la rodilla en la prórroga de la final de la Copa del Rey (vídeo).

No obstante, la duda está en si aguantará una maratón de infarto compuesta por los 38 encuentros de Liga y la exigencia añadida que supone participar en la Champions League. Y es que el año pasado ya se vio superado por el Real Madrid en el sprint final, a pesar de haber arrojado a la basura, para tener más oxígeno, la Europa League. El desenlace tendrá lugar a partir de la Supercopa de España, que enfrenta, a doble encuentro, a rojiblancos y al FC Barcelona.

Liverpool Wijnaldum