Una de las ideas que más gustan en este instante en la presidencia de cara al siguiente curso

Más pronto de lo que se piensa está proyectada a iniciar la actividad en lo que respecta a LaLiga. Equipos como el Atlético de Madrid ya piensan en el futuro, dejando de lado la crísis que ha dejado el coronavirus y por ello han centrado su visión en Diego Carlos, un central de enormes prestaciones en lo que va de campaña. Si bien es cierto que las peticiones por el defensor del Sevilla son muy altas, es el el Atlético el que podría tener una ventaja considerable, si es que aparece con la pasta en la mano como sentencian los medios.

El líder de la zaga del Sevilla es uno de los viejos caprichos de Diego Pablo Simeone. Este hombre de 27 años tiene en su espalda uno de los mejores rendimientos de la temporada. Lo ha jugado todo y de la mano de Julen Lopetegui se ha posicionado en lo más alto de las consideraciones, incluso al nivel del Real Madrid y del Liverpool de Inglaterra.

Diego Carlos

Por eso, la dirigencia de Nervión se limita a su cláusula, impidiendo que el colchonero intente negociar de otro modo más que poniendo la pasta sobre la mesa. Este hecho ha sido llamado a ser manejado con cautela, pues al Atlético se le podría presentar la oportunidad de oro, ya que tiene en sus filas a otro deseo de los reds, que busca desaforadamente el remplazo de Dejan Lovren este verano cuando acabe su contrato tras varios años de servicio.

Josema amplía las arcas colchoneras de forma certera

Este primer avance deja un saldo en rojo importante, pero teniendo en cuenta lo decisivo que ha sido su explosión, a Simeone no se le cae nada pidiendo que la directiva haga un esfuerzo. Para ello sacrifican en ventas y salidas de otras zonas, o toman el requerimiento que les viene asomando el Liverpool en el caso de Josema Giménez.

El uruguayo es el preferido de Klopp para la siguiente campaña. Tiene una cláusula de 120 kilos, pero esta podría verse ligeramente rebajada, gracias a que la percepción del club de la capital es ponerle en el radar sin juzgamientos insensatos. Viene de una lesión y no ha jugado los minutos necesarios, por eso estaría considerando una oferta menor pero que no se salga de sus objetivos.

Josema Giménez

De todos modos el saldo favorable es importante, y daría material para ir a por el brasileño al servicio de los hombres del Sánchez Pizjuán. Una novela que apenas parece tener sus capítulos iniciales, y la cual se extenderá hasta el final del verano, de acuerdo a información recibida al interior del seno del club. Giménez está complacido con el ofrecimiento, y habría dado el visto bueno a sus jefes. De esto se puede generar una noticia bomba, lo veremos.

Síguenos en google news