El Atlético inicia plan B por tensión imparable con el FC Barcelona

La creciente tensión entre el FC Barcelona y el Atlético de Madrid obliga a los colchoneros a buscar planes alternativos en el lateral derecho

La situación de Antoine Griezmann es algo bastante complejo de entender en el contexto del fútbol actual. El francés decidió anunciar que se marchaba del Atlético al finalizar la temporada 2018-2019, sin embargo no se dijo nada del destino ni de las razones que le llevaban a cambiar la decisión tomada un año atrás.

Ahora, una vez entrado julio, el francés tiene contrato y una cláusula de 120 millones de euros que de momento nadie ha pagado. Se ha insistido mucho con la marcha del delantero francés al FC Barcelona pero la realidad dice que a día de hoy sigue siendo jugador del Atlético. A pesar de que el francés no se ha incorporado en la vuelta del club a los entrenamientos.

Griezmann Barcelona

Desde hace semanas se da por hecho el fichaje por el FC Barcelona. Sin embargo, el Atlético se ha puesto intenso al enterarse de que Griezmann llegó un acuerdo con el FC Barcelona en el mes de marzo. Y es que en aquella época la cláusula del jugador era de 200 millones de euros y no de 120 como figura a partir del 1 de julio.

El Atlético exige 200 millones de euros, el Barça pagará 120

Ante esa tesitura, el Atlético, sintiéndose claramente traicionado tanto por Griezmann, que firmó la rebaja de cláusula a conciencia, como por un FC Barcelona que a pesar de tenerlo firmado esperó a julio para pagar 120, pretende que se le abonen los 200 millones, en los plazos que desee el FC Barcelona.

Como no hay manera de demostrarlo, el pago será de 120 millones, que eso sí que se firmó en el nuevo contrato. El FC Barcelona quería abonar dicha cláusula por plazos, o ampliar la cantidad para que la fórmula sea un traspaso. El Atlético quería incluir a Semedo en la operación, jugador tasado en 40 millones.

Semedo Barcelona

Sin embargo, las amenazas e injurias vertidas desde ambas partes, ha desatado un clima de tensión que ha disipado cualquier vía a la negociación. Griezmann será del FC Barcelona cuando se depositen al contado los 120 millones de euros que figura en su cláusula y cada cual a sus funciones. De Semedo, por supuesto, nada.

El Atlético activa plan B

Ante la situación coyuntural a la que se ha llegado con la operación de salida de Antoine Griezmann, el Atlético ha decidido emprender un camino alternativo. Porque es evidente que necesita reforzar el lateral derecho, pues Juanfran Torres deja un hueco muy difícil de suplir. Semedo era el elegido pero ahora hay tres opciones.

La principal de todas, un Thomas Meunier que podría salir del PSG para buscar más minutos. El belga, en su condición de carrilero, ha sido utilizado en defensa y en ataque indistintamente, por lo que Simeone le tendría que meter en vereda de sus labores en el actual sistema del Atlético de Madrid. Hay dos opciones más.

Por un lado Kieran Trippier, lateral del Tottenham y de la selección inglesa, ya ha sido observado en varias ocasiones por Simeone y su cuerpo técnico. La tercera y última opción que se baraja es el lateral del Nápoles Elseid Hysaj, que también sería la más económica a pesar de que Ancelotti cuenta con el albanés.

© Copyright 2019 GOL digital ·