El Banco Santander cae en una trampa en Prisa

La entidad cántabra perderá influencia tras no lograr anticiparse a la venta de acciones

El Banco Santander pierde poder en el Grupo Prisa. Los planes que tenía la entidad cántabra con la participación de HSBC se han visto truncados con la irrupción de Vivendi. La empresa francesa, muy presenta en el ámbito de las telecomunicaciones, tiene previsto adquirir hasta un 10 % de Prisa.

De momento, Vivendi se ha hecho con un 7,6% de Prisa, tras llegar a un acuerdo con HSBC por 52 millones. Y piensa llegar al 10 % en las próximas semanas. El movimiento, que ha sido recibido por el mercado con alzas del 21%, refuerza el tándem creado por los principales accionistas Amber (29,8%) y Telefónica (9,4%).

Banco Santander Prisa
Vivendi adquiere una parte fundamental de Prisa

El Banco Santander pierde influencia en Prisa

Dicho tándem Amber-Telefónica, además de reforzar su posición y tomar las riendas de prisa, tiene por objeto expulsar a Javier Monzón de la presidencia, a la vez que arrincona al Banco Santander. Ana Botín tenía otros planes con esa participación de acciones de HSBC.

Porque el Santander, según varias fuentes, habría hablado con Blas Herrero para que comprara las acciones de la entidad financiera. Una maniobra que Joseph Oughourlian, presidente de Amber, habría interceptado para facilitar que las adquiera Vivendi.

Vivendi llega para potenciar a los dos grandes accionistas

Vivendi se alineará con los intereses de Amber y Telefónica y tendrá un asiento en el consejo de administración. Se hará todo lo que dicho tándem quiera, ya que las relaciones entre ambos con Vivendi son sensacionales. Por su parte, la participación que domina el Santander queda al margen.

Y es que HSBC tenía una posición de neutralidad en prisa y ni siquiera votaba en las juntas de accionistas. Una situación que ahora cambiará por completo con Vivendi, que como hemos explicado utilizará ese 7,6% y futuro 10% para apoyar a los dos máximos accionistas.

espías Marruecos