El Barça evoluciona jugando sin extremos

Deulofeu un extremo más que ha abandonado este verano el equipo cule. Foto: Agencia
Deulofeu un extremo más que ha abandonado este verano el equipo cule. Foto: Agencia

Renunció Luis Enrique al extremo de la cantera con más futuro, Gerard Deulofeu, en pretemporada ya que preveía que para su nuevo Barça no iba a disputar de los minutos necesarios para seguir progresando. La salida de Deulofeu, que responde al bajo nivel mostrado en la entrega defensiva, coincide con la salida de CristianTello y Isaac Cuenca, extremos rescatados del Barça B por Pep Guardiola.

Desde la llega de Johan Cruffy, considerado el padre de la idea futbolista que ha hecho al Barça amante y poseedor del balón, se disponía de extremos pegados a la banda para ensanchar el campo separando a los defensas provocando los espacios para sus compañeros a escasos metros de la portería rival. Con la llegada de Guardiola, considerado el heredero de la filosofía de Cruff, se impuso de nuevo la idea de los extremos puros, pegados a la línea de cal, y fueron constantes las oportunidades a jugadores como Tello y Cuenca, de igual manera que se hizo debutar a Pedro y se reconvirtió a Villa y se ficho a Alexis. Extremos que combinaban el jugar pegados a la esquina con el desmarcarse en diagonal y en profundidad.

La marcha de los extremos clásicos se suple con los carrileros que en el Barça responden al nombre de Alves y Alba. La nueva distribución de los espacios en las bandas lleva a los delanteros a situarse en el medio, abandonando la linea de tres delanteros en paralelo por un 1-2, con Messi por detrás de los delanteros (Munir y Pedro en el partido de ayer) dejando la banda para los laterales de largo recorrido. Esta nueva disposición en la delantera lleva a concentrar el juego por el interior lo que es sinónimo de talento. Luis Enrique consiguió que ayer se viera la conexión Messi-Neymar a base de goles. Que el Barça concentre a sus delanteros por el medio lleva a que el talento de Messi y Neymar se combine al estar estos dos más cerca.

Que el Barça haya conseguido la rendición de rivales como Villarreal y Athletic Club, los dos disputan competición europea, en los minutos finales puede venir dado ya que al concentrar el juego por el medio, frente a un rival que al inició se presenta fresco fisicamente,  acaban desgastando al rival y abriendo fisuras en el tejido defensivo que los delanteros azulgrana no perdonan.

 

 

Samuel Umtiti