El Barça se entrenó pensando en el derbi contra el Espanyol