El Bayern Munich ya no mete miedo

Ayer el Real Madrid le dio un correctivo al Bayern en el Allianz Arena. Foto: Agencias

El Bayern de Munich puso los pies sobre la tierra ayer. Un club en el que están acostumbrados a ganar y ganar, un club que han llegado a las semifinales más bonitas de Champions de los últimos años estando entre los mejores del planeta, ayer quedó eliminado. De una manera totalmente sonrojante, aplastante, apabullante. No existirían calificativos para definir el correctivo que elaboraron ayer los blancos a un nulo Pep Guardiola. El de Santpedor no fue previsor, y no supo frenar un vendaval blanco, con un marcador que se quedó corto visto como iban los cánones de la semifinal.

Tras el encuentro disputado, muchas son las dudas que siembra la entidad bávara. Juego, ilusión, ganas… Muchas preguntas son las que hay en el aire. ¿Es este el estilo ideal para los Ribery, Robben, Lahm, Schweinsteiger y compañía? ¿Necesitan un cambio de estilo y volver al tipo Heynckes? ¿Con esta derrota, hay posibilidades de que el Borussia Dortmund gane la final, y así empezar un nuevo declive? Muchas de estas son posibles, porque nadie se esperaba a un equipo como ellos, que jugara de esta manera.

Por dos motivos: Son el equipo a batir en esta competición habiéndose coronado en el torneo anterior. Y otro, porque tienen un plantel de lujo sobre el papel. Se ha podido observar que el estilo principal de toque en partidos así, no es el ideal. Perdieron la agresividad por completo. No se conocía a Ribery. Carvajal le paraba en todo momento. Igual con Robben y Coentrao. O Mandzukic con Sergio Ramos. O cambio de estilo, o más intensidad. Porque se puede perder de muchísimos modos, pero la exigencia del Bayern de Munich es tal, que ha de frenar una sangría de esta manera, y que ayer no supo parar. Un Real Madrid apagó todos los fuegos que los locales quisieron incendiar. La cara desconocida del Bayern y de Pep se conoció ayer.

Riqui Puig Bayern