El Betis aparece como solución del rebelde Ilaix Moriba

Los verdiblancos se ofrecen como campo de experimento en el tema del mediocampista culé, uno de los más adelantados

Al FC Barcelona le ha surgido un tema renaciente en el campo de sus salidas y en esta oportunidad recubre el caso de Ilaix Moriba, que todo hace indicar va a acabar jugando para el Real Betis Balompié. El fabuloso mediocampista formado en la cantera de oro del cuadro culé se ha negado a extender su contrato bajo las modalidades expuestas de la directiva. Pero no ha cerrado el ciclo en tanto no se tome una decisión.

Si el futbolista no logra mantener su postura acabará por no jugar la siguiente temporada una vez expuesta la amenaza de los jefes catalanes. Si Ilaix no firma la renovación, tampoco va a jugar en ninguna categoría del club. Es una forma de garantizar el poder de la institución en jugadores rebeldes como este joven de apneas 19 años.

Ilaix Moriba
Ilaix Moriba jugó un total de 18 partidos en LaLiga Santander, en el cual marcó un gol.

Betis tiene una manera de poder ingresar en el tema Ilaix Moriba de una forma impensada

Dado que Ilaix no quiere renovar y entendiendo la gravedad del asunto el Betis se ha ofrecido a largo plazo como una alternativa de valor. Lo mismo que sucedió en el caso de Gerard Piqué, que fue a parar al Juvenil B antes de calar en propiedad del Manchester United. Tema que parece ya viejo en el club pero que sigue sin dar erñl contenido que ellos esperan.

Los del Betis están abiertos a esperar un año, y darle la oportunidad al jugador que esta temporada ha tenido la mayor cantidad de minutos sobre el terreno de juego. Si bien es una etapa complicada para los interesados, el jugador es consciente que sus actos le pueden dejar una temporada antera sin ritmo, tema crucial para las aspiraciones personales y su vida profesional.

Real Madrid un contendiente de muchos quilates

Los merengues por su parte han hecho su trabajo y amparados por la visual del nuevo cuerpo técnico han dejado ver que están muy interesados en sumar el talento del joven culé. Eso solo lo harán cuando su contrato termine en un año, para evitar caer en luchas abiertas y complejas con si máximo rival histórico.

Sin embargo, que eso suceda parece poco probable, a no ser que su representante maneje la situación y logre incentivar el movimiento. No es un caso similar al de Kubo, pues la formación del japonés no fue hecha en la capital catalana. Momento extremo para Ilaix, que se juega su futuro en una decisión cercana.

Alexis