El Betis vuelve a poner sus ojos en Muniesa