El Cádiz CF arroja la toalla por el fichaje de Rubén Sobrino

Todo indica que el delantero seguirá un año más en la entidad che, a pesar de su expresa decisión de partir

Todo el mundo sabe que Rubén Sobrino es el jugador que ha solicitado el Cádiz por activa y por pasiva, un delantero al que Álvaro Cervera le ha dedicado mucho tiempo, y al que justamente le ha mostrado las vías de acceso a su plantilla. Sin embargo, lo mismo no piensa el Valencia, que ha decidido cerrar las puertas a esta contratación en las últimas horas.

Los ‘naranjeros’ creen que la oferta es insuficiente, y las condiciones no están prestadas para que el delantero haga parte de la comitiva amarilla esta temporada. Lo que ha hecho salir de su cause de presión al cuadro que funge de local en el Mirandilla, que había planificado un curso contando con sus movimientos, su experiencia y sus goles.

Cádiz Rubén Sobrino
Se enquista la salida de Rubén Sobrino

Más allá del apego profesional, Rubén Sobrino parece haber dicho adiós a su posibilidad de retornar al Cádiz

Las fuentes son muy confiables, Valencia esperó hasta último momento porque se diera el efecto que ellos pretendían. Es decir, buscaban mejorar sus opciones y en base a ello manejar mucho mejor el entorno. Pero le han inscrito y eso cierra la puerta de acceso, finalmente jugará con el club de Bordalás que de hecho ya le ha dado unos cuantos minutos sobre el verde.

Concretamente ha jugado 13 minutos en el último partido, demostrando que le van a tener en cuenta en el transcurso de la actividad interna. Con esto se cierra un ciclo muy doloroso para el Cádiz, y para Cervera sobre todo, que buscaba un complemento para Negredo que parece luchar en solitario en ese puesto de titular en el frente del ataque.

Un Valencia obstinado ahora saca a flote su historia para ir por un jugador fetiche de su entrenador

Por si fuera poco, han decidido ir de lleno en estos últimos días a por Mauro Arambarri. El mediocentro uruguayo es la última ocurrencia de Bordalás para finiquitar el centro del campo. Necesitan a cómo de lugar gestionar este hecho, vinculando al charrúa como el gran fichaje de la temporada. Un futbolista que no solo otorga calidad, sino que es una prenda de garantía en defensa.

Por él deberán dejar caer en torno a los 20 millones de euros, tal y como argumenta el presidente del Getafe, Ángel Torres. Esa es la cifra, justamente la que ha impedido que el FC Barcelona se haga de sus servicios en un instante donde se le viene toda la competencia encima. Interesante, pero habrá que verlo plasmado en el plano real como debe ser.

Álex Fernández Mallorca