El Celta quiere colocar a Emre Mor en el Levante UD

Los acuerdos parecen bastante adelantados, el extremo podría tener una nueva oportunidad antes de la terminación de su contrato

Emre Mor es catalogado por todos los seguidores gallegos, como el fichaje más negativo de los últimos años en el RC Celta de Vigo. Sus lesiones, el bajo nivel mostrado, la actitud negativa y la falta de compromiso han sido argumentos de peso para que la directiva esté analizando su salida como lo viene haciendo. A día de hoy está más afuera que adentro, y razones si que las hay.

Bajo esa perspectiva han idealizado la posibilidad de ponerlo en el Levante. Un club que cuenta con toda la aceptación y la entereza de darle cupo al turco. Para que eso se lleve a cabo no hace falta más que esperar al término de la temporada; porque ya la orden emitida por Eduardo Coudet reposa en los escritorios de los personajes que controlan los recursos y la plantilla en el elenco de Balaídos.

Emre Mor Eibar
Mendilibar quiere el fichaje de Emre Mor

Sepultado por lo actitudinal, Emre Mor entiende que su salida del Celta está casi sellada

No juega desde el mes de enero, tras haber sufrido un choque que le ha derivado en molestias musculares. A comienzos del mes de abril fue operado y está en estos momentos trabajando desde su residencia en busca de la puesta a punto. Sigue sin tener trabajos de campo, y la respuesta ha sido extendida; dentro de un periodo que estimaron en un comienzo de entre 4 y 5 semanas.

Esta temporada tan solo ha podido estar en el campo 498 minutos que se han repartido en 11 choques oficiales más otros 125 minutos en Copa del Rey. Un tanto y una asistencia ante el débil UD Llanera es todo lo que tiene por mostrar en materia de números. Números que le han condenado como era de esperarse. Lo que llama la atención es la pérdida de dinero. Y sobre todo lo mal que ha resultado apostar por él, 13 millones de euros sumados a su ficha que dejan un déficit de 23 kilos.

Levante o salida sin coste a partir de un acuerdo bilateral sus únicas chances

Ahora bien, teniendo en cuenta este panorama, los jefes se han acercado pidiendo opciones. Es su única manera de poder enfrentar el tema de ahora en adelante y por tanto han expuesto las dos salidas. La primera y al parecer la que más interesa es definir un acuerdo de terminación de contrato con el protagonista que parece no ser de su agrado.

La otra es irse cedido a Levante, que tampoco va a asumir completo el pago de su ficha que se eleva a los 2 millones de euros brutos por temporada. Como sea deben definirlo en la brevedad, pues no solo precisan del dinero que puedan ahorrarse sino del cupo. Galatasaray, Olympiakos han sido incapaces de sacar lo mejor de este jugador, ¿Podrán los granotas hacerlo?, esa es la gran pregunta.

Maxi Gómez