Iniesta prueba un Bugatti Veyron en Cerdeña