El ‘Colo’ Ramírez obsesión del Celta a lo Maxi Gómez

Una perspectiva que no tiene margen de error es la que pretenden abarcar los jefes del club celeste

Celta de Vigo tiene una patente instaurada en el mundo del fútbol y en especial en España con los talentos uruguayos, ejemplos existen muchos y todos parecen sustentar lo del Colo Ramírez. Este es un jugador que ha llegado a la visual de los directivos del Celta en el último tiempo, reuniendo lo que la historia ha determinado, goles, garra y sensaciones de competitividad, esas que tanto fascinan al ‘Chacho‘.

Uruguay se ha dedicado estos últimos años a sacar brillantez en sus intérpretes futbolísticos, de esos que marcan tendencia y que bien podrían impulsar un paso más adelante a la generación charrúa. Un camino que en España se puede notar con algunos ejemplos de amplio conocimiento como: Fede Valverde, Mauro Arambarri, Brian Rodríguez, Josema Giménez, entre otros.

Colo Ramírez
Colo Ramírez es el goleador de moda en el fútbol uruguayo

Los medios impulsan al Colo Ramírez como un artillero de raza, justo a la medida del Celta

Este delantero de solo 24 años juega en el Liverpool de su país. Durante su estadía en el club, ha anotado nada menos que 74 goles y ha repartido 16 asistencias, lo que le instala con el calificativo que ha recibido con mérito. Un nueve de área, que está dispuesto a meter diagonales, que acompaña perfectamente los ataques y que por arriba es letal.

Luchador incansable, posicional y sabe jugar al espacio. El Colo es la versión actual de Luis Suárez y Celta tiene perfectamente claro que LaLiga puede ser la plataforma ideal para terminar de explotar sus cualidades. De manera que lo que han hecho ha sido tentarle desde el proyecto, impidiendo que exista rivalidad marcada en el mercado de verano y se lo puedan llevar sin obstáculo.

Picando en punta solo restarían un par de ajustes para firmarle en verano

Si bien la lucha apunta a dos frentes adicionales (Getafe y Valencia), lo claro de todo esto es que Eduardo Coudet apunta a ser decisivo en todo lo que respecta al tratado de negociación. Para ello estaría dispuesto a abrirle un espacio en su plantilla inicialista para ubicarle al lado de Iago Aspas, la leyenda viviente del club gallego que está cerca de meterse a copas internacionales la temporada que viene.

Aún no se habla de cifras en concreto, pero lo cierto de todo es que el poder de convicción es fundamental. Mientras Getafe se juega la vida en las últimas jornadas con la permanencia entre ceja y ceja, el Valencia no tiene claro el rumbo. Peter Lim ha invadido las esperanzas con sus ideas reductoras, y ha condenado al que fuera finalista de torneos importantes a no más que ser un animador de la competencia.

Marc Roca Celta