El Cuervo dejó afuera al Gallo