El dedo de Mourinho ya no indica el camino a seguir por el madridismo… por José Félix Díaz

EL BERNABÉU PITA AL TÉCNICO Y APLAUDE A LOS JUGADORESParece que el dedo de Mourinho ha dejado de mostrar el camino a los seguidores del Real Madrid, tal y como señalaba la pancarta que en su día colocaron en el Bernabéu días después que Mourinho le metiera uno de sus diez dígitos en el ojo de Vilanova. Al menos ayer el estadio madridista recordó al portugués que su camino no es el que quiere seguir todo el madridismo.La afición del Real Madrid, la que acude al Santiago Bernabéu cada día, ya empieza a estar muy cansada de los desplantes de José Mourinho, tal y como quedó demostrado durante el partido ante el Valladolid. La afición no le castigó por la eliminación de la Champions ante el Borussia Dortmund y sí por su tormentosa rueda de prensa de la mañana del viernes en la que recordó a todo el mundo sus logros (incluyendo las tres semifinales de la Copa de Europa) y mandando mensajes envenenados a Casillas y Cristiano Ronaldo. Y es que la afición no reprochó nada al equipo, ni a los jugadores, a los que recibieron con aplausos respondiendo al cariñoso saludo de los once elegidos por el portugués.El momento del plebiscito con el entrenador llegó cuando por la megafonía del Bernabéu sonaban los nombres de los protagonistas del partido. El uno a uno fue recibido con cierta monotonía, corriente que cambió cuando fue Iker Casillas el que atronó a través de los altavoces. Aplauso mayoritario de la afición. Quince segundos después el nombre que apareció fue el de José Mourinho, escuchándose una sonora pitada, mezclada con algún aplauso, pero las reprobaciones superaban con mucho al ánimo de los fieles del portugués, que se empeñaban en reducir la intensidad de los gritos, especialmente utilizando las redes sociales.El apoyo a Mourinho, duela o no, ha quedado en entredicho tras lo sucedido en los últimos días. Se quiera o no, el madridismo de verdad, el que es socio del club, es el que acude al Bernabéu cada partido de Liga y ayer demostró que ya se empiezan a cansar de las maneras del portugués. Otro madridismo, sin carnet y sin derecho a voto pero libres de hacerse oír, se expresan a través de las redes sociales y allí hacen ver una realidad que no es la que se ve en el estadio madridista.Como hemos dicho anteriormente, no todo fueron pitos. El fondo sur del Real Madrid intentó en un par de ocasiones corear su nombre, tal y como había hecho en anteriores partidos. La reacción del resto del estadio fue espontánea y rápida, silenciando esos gritos de apoyo de los seguidores que pueblan esa zona del estadio, entre los que están los Ultras Sur. Un par de pancartas también reclamaban el apoyo al entrenador y hablaban de un Mourinho alejado de ser un 'canalla y violento', tal y como se le ha visto reflejado en diferentes situaciones vividas en los últimos tres años.Y como último detalle del partido de ayer ante el Valladolid, donde a veces primó más lo extradeportivo, cabe destacar los silbidos que también tuvo que escuchar Gonzalo Higuaín por parte de la parroquia madridista. El delantero argentino, algo errático en los minutos que estuvo sobre el césped, recibió las críticas por parte de algunos aficionados blancos.José Félix Díaz / elconfidencial.com
¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
Roque Mesa deja tirado al Granada CF para ser titularísimo
Wyoming sin filtro en El Intermedio con el bochorno del Metro de Madrid
Rafinha reta al FC Barcelona para fichar por el RC Celta