El Deportivo es de Segunda

Paz en el Deportivo de la Coruña, después de que los jugadores hayan retirado las denuncias por impagos tras recibir garantías del club, acuerdo al que también se sumo la LFP, según anunció la AFE. Tras esta decisión, el conjunto gallego permanecerá en Segunda A y no descenderá, algo que supone un alivio para los aficionados, que incluso vieron como su equipo corría el peligro de desaparecer.

Este es el segundo club que se salva de la quema después de que ayer el Mirandés lograse a última hora el dinero necesario para convertirse en SAD, un requisito indispensable para continuar en la categoría de plata cuando ya llevas un año.

 

Augusto César Lendoiro