El entrenador del Athletic choca de frente con el contrato millonario de Iñaki Williams

Muchos en Bilbao no terminan de ver que el rendimiento del delantero sea merecedor de esos emolumentos

Marcelino ha transformado muchas cosas en el Athletic. Sin embargo no todo es de color de rosa. Porque en el club se han hecho cosas con una vara de medir estancada en el acomodo y en la falta de ambición. Se han convertido en estrellas a jugadores normales, lo que ha dado pie a situaciones como el contrato de Iñaki Williams.

Desde principios de temporada y en realidad desde el año pasado con la lesión de Aduriz, el gran debate del Athletic ha estado en la delantera. Con Garitano se consolidó Iñaki Williams en la punta del ataque, pero sus números dejaban claro que el de Barakaldo no estaba cómodo ahí.

Contrato Williams
Iñaki Williams no termina de demostrar que merece ese contrato

El contrato desorbitado de Iñaki Williams

No olvidemos el pedazo de contrato que firmó Iñaki Williams con el Athletic. Hasta 2028 a razón de 7 millones anuales. Es el jugador mejor pagado del Athletic y en cualquier otro equipo nunca cobraría esa cantidad. Es un jugador brillante con espacios, pero no un nueve.

Contra Barcelona o Madrid puede ser perfecto. Pero en el resto de partidos, con rivales más encerrados, Iñaki Williams se atasca partido tras partido. Iñaki no es un killer, nunca lo ha sido y no lo va a ser ahora por el hecho de cobrar ese dineral. Con sueldo de estrella de equipo champions, la presión es máxima.

El espejismo de Marcelino

Sin embargo, llegó Marcelino y en su debut tardó 3 minutos en marcar Iñaki Williams. Después se disputó la Supercopa de España, donde Williams anotó un golazo y fue elegido mejor jugador de la final. Todo parecía indicar que finalmente Iñaki sí que era ese delantero que necesita el Athletic.

Pero un mes después, la realidad es que todo fue un espejismo. Marcelino ha cambiado al equipo, ha sacado lo mejor de muchos jugadores, pero da la impresión de que Iñaki Williams no da el nivel. Al menos no da el nivel de súper estrella que muchos le habían colgado. Es simplemente un buen jugador, con un contrato de crack diferencial.

Marcelino fichajes