El estatus de Casillas… por ANTONIO ROMERO

Las últimas actuaciones de Diego López han provocado una avalancha merecida de elogios hacia el portero gallego, que llegó al Madrid para apagar el incendio provocado en la portería blanca por la lesión de Iker y por la mala gestión del entrenador y ha logrado terminar con las lógicas dudas con buenas actuaciones en partidos decisivos para la temporada. López aterrizó en el club en un momento convulso y se ha ganado la confianza de todos por su calidad y por su personalidad. Y ahora está recogiendo los frutos porque se lo ha currado , ni más ni menos.Pero una cosa es alabar merecidamente a Diego por sus buenas actuaciones y otra diferente es dedicarle buenas palabras al cancerbero con una doble intención: desprestigiar y atacar a Iker Casillas. Resulta extraño escuchar a Mourinho y a su ayudante Karanka darle bola públicamente al actual portero titular cuando aparecen ante los medios, sobre todo porque nunca han sido tan efusivos cuando Casillas ha salvado el culo al equipo con sus paradas, que como bien saben en el vestuario madridista ha sido en muchísimas ocasiones. Incluso en las palabras de Fergusson después del partido ante el Manchester hay cierto tufo a que en las conversaciones privadas Mou-Sir Alex ,Casillas ha sido protagonista, y no precisamente para bien. Todo el merecido cariño que ha recibido públicamente del cuerpo técnico Diego López  se convierte en frialdad y tirantez cuando el nombre que aparece en escena es el de Iker. Y eso no es justo ni positivo para el club.Los que siguen el trabajo diario del capitán para recuperarse de su lesión afirman que en 15 días el mostoleño podría tener el alta médica para poder entrenar con el grupo y a tope. Quedan tres semanas para los Cuartos de la Champions, así que en el mejor de los escenarios Casillas podría estar recuperado para ese decisivo cruce y Mourinho tendrá que tomar una decisión. En las últimas semanas gente cercana al entrenador se ha encargado de filtrar interesadamente (si, Mourinho también filtra) que Diego López se va a mantener como portero titular hasta final de temporada pase lo que pase. Iker sabe que el entorno del entrenador sigue poniendo en duda su profesionalidad y su implicación con el grupo, así que la cosa continua enquistada y sin demasiados visos de solución.Pero una cosa son las relaciones personales y otra muy diferente las profesionales. Si Casillas está a tope dentro de tres semanas tiene que ser el portero titular, fundamentalmente porque es el mejor portero del mundo y porque ha demostrado que es el más influyente en los partidos decisivos. Si vuelve a tope en los entrenamientos y no le duele la mano su presencia en la portería es indiscutible. Lo que está haciendo Diego López tiene un gran mérito y nadie lo puede negar, pero con Casillas recuperado la portería tiene dueño. A pesar de lo que le haya podido contar Mourinho a Fergusson...ANTONIO ROMERO / eurosport
Omar Mascarell