El estruendoso plan de Zidane con la manzana podrida del Real Madrid

El Real Madrid apoya a Zidane para acabar con el futbolista menos afamado del vestuario blanco

El Real Madrid trabaja en la planificación de la próxima temporada con varios frentes abiertos. Sin embargo, lo que más preocupa tanto a Zinedine Zidane como en la zona noble del Santiago Bernabéu es la situación de Gareth Bale.

Y es que al delantero galés ya nada le sonríe. Se ha convertido en la auténtica manzana podrida del vestuario del Real Madrid. No deja contento a nadie. Los compañeros no le dirigen la palabra, su rendimiento en el terreno de juego deja fríos a todos…

Zidane

Pero tiene contrato en vigor y Bale está dispuesto a cumplirlo. El Real Madrid quiere venderlo, pero entre que las ofertas que llegan son la baja y que Bale tampoco da muestras de importarle su situación, las soluciones que se muestran son todas radicales.

Florentino lo quiere vender

Florentino Pérez quiere vender a Gareth Bale. El gran cartel que el delantero galés conserva en la Premier League, hace pensar al máximo mandatario del Real Madrid que se puede recibir una cantidad astronómica por el jugador.

Sin embargo, los equipos saben que el rendimiento de Bale en los últimos tiempos no ha estado a la altura, por lo que las primeras propuestas que han llegado han sido a la baja. El propio Bale ha iniciado una estrategia para enriquecerse.

Gareth Bale
Bale

Y es que el galés ha comunicado su intención de cumplir el contrato. Se debe a una estrategia de forzar al máximo para salir a precio regalado y de esta manera ganar mucho más dinero con prima de fichaje y asegurarse un contrato tremendo.

Zidane estudia humillar a Bale

Pero aquí es donde entra Zinedine Zidane. Al técnico no le importa quedarse con Gareth Bale la próxima temporada. Eso sí, el plan que tiene para el extremo galés supone una humillación inaceptable para alguien que cobra 15 millones de euros.

Y es que Zidane medita recuperar al Bale de sus inicios en la Premier League. Y no, no hablamos en términos de forma física. Zidane lo quiere poner de lateral izquierdo. Esa es la condición para aceptar su continuidad en el conjunto blanco.

Zidane sabe que Marcelo no está para jugar en el Real Madrid y no confía nada en Sergio Reguilón. Es de esperar que Bale se niegue en rotundo a jugar en el lateral, ya que no le gusta nada implicarse en labores defensivas y con las ofertas que maneja lo lógico es que termine asumiendo que debe salir del Real Madrid.

© Copyright 2019 GOL digital ·