El factor que ilusiona al RC Celta con regreso de Maxi Gómez

El actual rendimiento del jugador podría ser beneficioso para el club céltico

La mala racha sigue siendo la sombra para el atacante uruguayo Maxi Gómez quien acaba de acumular la vergonzosa cifra de 1000 minutos sin anotar un solo gol, jugando para el Valencia CF, su antiguo ex club el Celta de Vigo. Observa con atención el desarrollo del jugador que podría parar en el estadio Balaídos la próxima temporada.

El delantero sudamericano quien salió como todo un goleador del club celtista. No está en su mejor momento jugando para el equipo valencianista, y es que la sequía ya está afectando no solo a él si no a toda la plantilla. Javi Gracia ya empieza a perder la paciencia y podría firmar su salida para este mercado estival.

Celta Maxi
el atacante charrúa acumuló 1000 minutos sin anotar, el último gol marcado fue el 4 de enero ante el Cádiz CF

La mala racha de Maxi Gómez podría ser aprovechada por el Celta de Vigo en este mercado estival

Sin duda el jugador se encuentra en el peor año deportivo de su carrera al solo contar con 5 goles en casi 25 encuentros. Lo paradójico del asunto es que en las temporadas 2017-18 y 2018-19 jugando para el Celta. Consiguió sus mejores registros en lo que va de carrera profesional. Su mejor carta de presentación era el gol, y eso es algo que vio el Valencia CF muy claro.

Maxi estuvo bajo la retina de varios clubes en el mercado estival de 2019. El Atlético de Madrid, el CF Barcelona y hasta en la Premier League se interesaron por sus servicios. Pero fue finalmente el club ches quien ganó sus derechos y ahora es el encargado de encontrar una medida para el jugador en este mercado de fichajes. Medida que tiene que ver mucho con el Celta.

Un retroceso para tomar impulso, el nuevo camino de Maxi con el Celta para recuperar su forma

En ocasiones dar algunos pasos hacía atrás es de vital importancia para recuperar el nivel. Y eso es algo que podría considerar el ariete charrúa y el conjunto céltico, quienes podrían llegar a un acuerdo para junio. En principio la idea del entrenador Coudet es tener al jugador en sus filas en condición permanente. Pero dado a la situación económica, una cesión es lo más factible.

El atacante nacido en Paysandú llegaría en condición de préstamo a Balaídos para completar su tercer año en el Celta de Vigo. Ahora que si que el Valencia no tiene intenciones de ceder al jugador sino desligarse completamente de él. Su cifra estaría entre unos 15 y 20 millones de euros, cifra que sigue siendo un obstáculo para Carlos Mouriño y su comitiva.

Miguel Borja