El FC Barcelona aprovecha viaje a Sevilla para pagar cláusula de Bryan Gil

La llave de semifinales de Copa es la excusa perfecta para los culés de acuerdo a un jugador que tienen hace tiempo en el radar

Bryan Gil ha sido siempre una de las grandes debilidades deportivas de un FC Barcelona que ha ido perdiendo identidad de juego. Él desde su riqueza técnica proporciona toque, salida limpia, y un impulso desde la primera línea de medios para sumar en ataque. Cedido la última temporada a la SD Eibar, podría ver finalizada esa etapa siempre y cuando el dueño de sus derechos deportivos ponga fin a tal hecho.

La visita de este día sábado 13 de febrero tiene ese fin, el Ramón Sánchez Pizjuán será testigo de la semifinal de ida entre los andaluces y los blaugranas con el tinte de morbo que proporciona la posibilidad de fichaje en el tema ya dilatado. La idea es pulir los detalles, y ofrecer una cantidad asumible de dinero en la cual se soporte la compra en propiedad del mediocampista de tan solo 19 años.

Bryan Gil,
Bryan Gil podría abandonar el Sevilla para recalar en el FC Barcelona

El valor de Bryan Gil es alto, pero no supone problema alguno para la directiva del FC Barcelona

La figura legal no varía en ninguno de los casos, es decir, se establece como la medida única para el FC Barcelona en cuanto a sus posibilidades con este mediocampista. Está cedido y la única alternativa que le brindan es la compra de los derechos, un tema que debe quedar establecido antes del cierre de la temporada y la apertura del mercado estival.

En este instante el valor establecido es el que determina su cláusula, que es de 35 millones de euros. Aunque es de prever que dicha cifra pueda sufrir un efecto rebaja, siempre y cuando se acomode a las exigencias mínimas de la entidad vendedora. Monchi de hecho ya tiene preparada su estrategia en la medida que ha planificado el futuro del club, con una o dos ventas fuertes para mantener el equilibrio financiero.

Un ojeador consagrado ha gestado el acercamiento entre el jugador y el club

La presencia autorizada de Germán Vaya Ballabriga ‘Mani’ ha sido fundamental en ese hecho. Es más, su prestigio y su legado por años le ha permitido reclutar figuras del tamaño de Ansu Fati y Andrés Iniesta solo por citar un par de ejemplos. Ha hecho toda la labor de espionaje y ha conocido de primera mano lo que es el control de su legalidad ajustado al contrato que tiene firmado en este instante.

Muy bien hasta acá, pero lo cierto de todo es que si lo logran van a realizar unos ajustes. Entre ellos el más importante que es el movimiento en alza de la cláusula de rescisión del futbolista que pasaría a tener un volumen de tres cifras (150 millones de euros). Analizamos los avances, y si finalmente logran concretar algo en ese hecho.

opción Odegaard