Los culés quieren conservar a una de sus fichas en la RFEF

FC Barcelona quiere tener poder en todos los ámbitos del fútbol y con el manejo que ha dado en la Federación con Luis Rubiales, a quien pretenden mantener por mucho más tiempo en el ente, pero en horizonte llegó un contrincante con mucho carisma y el cual podría acabar con ese deseo y no es más que Iker Casillas, que estaría dispuesto a lanzarse como opositor.

El club blaugrana tiene claro que en caso de un enfrentamiento directo entre Rubiales y el ex capitán y campeón del mundo con España, su postura no sería otra que apoyar al suyo, actual presidente y quien busca camino de reelección, apostando por la continuidad de un proyecto que ha traído grandes avances.

Rubiales ha podido con la implementación del nuevo VAR, además con los formatos de la Copa del Rey y la Supercopa de España, también contribuyó con la destitución de Francisco Rubio como presidente del comité y tal cual como se había solicitado. Sin duda, tiene argumentos para pelear su lugar.

En el otro lado se encuentra Iker Casillas, insignia del Real Madrid y campeón con el club blanco, además de ser el número 1 en las gestas de La Roja, sobretodo en aquella acción de la final en Sudáfrica 2010 donde detuvo de manera magistral un remate de Robben. El ex portero ya notificó su deseo al Consejo Superior de Deportes.

Su postulación será cuestión de días para que suceda y entonces podremos ver a Casillas en otra faceta, aunque con algunas publicaciones que realiza en Twitter ya nos podemos dar cuenta de la afinidad que tiene con la dirigencia y lo que podría lograr con su pensamiento distinto a lo que ya se ha planteado.