Unas declaraciones de un ex presidente culé han desatado la furia por parte de los merengues

La familia del FC Barcelona está en medio de una polémica gracias a las declaraciones de Joan Gaspart, un ex dirigente culé que es muy reconocido por sus polémicas apariciones ante los medios. Lo último que ha sacado ha salpicado a LaLiga y al Real Madrid, equipo que ha tildado entre otras cosas de corrupto.

“Si LaLiga se hubiera parado con el Real Madrid como líder, seguramente la competencia ya habría terminado” fue el foco de discusión. De inmediato esto ha servido para abrir polémica, y para desatar la furia de dos instituciones de alto impacto en busca de un mismo fin. Hoy las reclamaciones van por allí, y se estima que se alcance un fin de acuerdo a los lineamientos seguidos para estos temas.

Javier Tebas

La molestia del Real Madrid es impresionante

Una vez salido todo este tema de control, agentes del Real Madrid encabezados por Florentino Pérez han tomado la vocería y se han abierto a una posibilidad efectiva. Creen que el club deberá tomar acciones, haciendo referencia al FC Barcelona, permitiendo desestimar estas palabras para mediar un poco el asunto.

Saben que no está dentro de la potestad del club acabar con este tema, pero si está dentro de sus chances salir a eliminar cualquier rastro de influencia política que en ello pueda caber. Teniendo en cuenta los efectos negativos que esto pueda acarrear, se han trazado una línea clara de acción, y para ello está Javier Tebas mediando.

Sanciones y demás situaciones son el efecto que busca evitar Bartomeu

El pasado es un hecho que no perdona a nadie, ni al FC Barcelona cuando bajo el mando de Gaspart ha protagonizado varios capítulos para enmarcar. Saltando en la tribuna y celebrando como un aficionado más, se sabe que es un tipo al que la emoción le juega malas pasadas, que hay que controlar y se debe mantener alejado de estos terrenos.

Josep María Bartomeu

Si el Barça no controla estos impulsos, tanto Florentino como el mismo Tebas estudian iniciar acciones legales, puesto que se está poniendo en tela de juicio la transparencia de la competencia y el buen nombre de un club. Por lo pronto los equipos siguen trabajando bajo las medidas estipuladas, guardando seriamente los protocolos y aguardando por el momento concreto en el cual se de inicio a la actividad de forma oficial.

Síguenos en Google News