El FC Barcelona indignado por whatsapp privado entre Setién y Coutinho

La conversación ha ido mostrando muchas fuerzas que les une de cara al siguiente curso

Quique Setién sigue sin ser polémico, un entrenador al que el foco de la prensa no le deja pasar por el lado. Está al mando del FC Barcelona, uno de los clubes más importantes del mundo, y uno de dos de los más importantes en España. En conversaciones internas se ha podido conocer que no ha gustado ni pizca como viene manejando el tema Coutinho, de quien se dice podría quedarse.

Y es que el mediapunta brasileño de 27 años acaba contrato con el Bayern de Múnich y de inmediato debe ponerse a orden con su club, el cuadro catalán. El orden regular enseña que debe poner rumbo a la ciudad Condal antes de ser valorado como futurible o pieza a tener en cuenta, y eso es justamente lo que se viene controlando de manera informal.

Quique Setién

Hay muchos quienes dicen que Setién tiene un agrado especial por el jugador, y eso ha quedado certificado tras una entrevista concedida a una importante cadena de medios. En ella, el estratega ha dicho que Coutinho es de su agrado, y que espera verle en la pre temporada para tomar decisiones, aunque de momento es jugador del club y como tal le va a valorar.

Coutinho es un jugador que genera amores y odios

Así como el entrenador está entusiasmado por su eventual regreso, parte de la directiva e incluso de la plantilla no tanto. Y es que en su paso por la entidad culé los visos de su talento quedaron prácticamente abolidos por razones que aún se desconocen. Llegó con mucho cartel y se ha terminado por ir exiliado, eso es ya un tema a considerar.

Por si fuera poco esta crísis mundial que deja el coronavirus es un punto a manejar. En la zona alta de poderes creen que es un jugador al que el techo ya no le da más espacio y del que pegarse para adquirir fondos reales que les permitan atacar sus objetivos. Setién por su parte lo ve como un gasto menos, pues si le recupera podrían ahorrarse un fichaje.

Philippe Coutinho

Todo depende de las miradas acertadas o no de la reunión del jugador y entrenador en la pre temporada. Solo así se sacarán conclusiones reales, y a partir de ese momento la notificación se hará de manera oficial. Un fuerte golpe de opinión, un puñetazo a la cara para quienes lo veían fuera y creían que se venía sí o sí y con seguridad absoluta el momento para otros en la escena de posibilidades.

Síguenos en google news

Joan Laporta