Tienen pactadas las fechas para sellar el trato

No se deja de insistir en la ciudad condal con el hecho que lleva a Lautaro Martínez a ser el nuevo delantero de referencia en el FC Barcelona. Las especulaciones, los impulsos y demás situaciones siguen desviando el tema a terrenos inhóspitos, en donde el Inter de Milán tiene sus convicciones centradas en poder sacar la tajada completa en cuanto a peticiones económicas se refiere.

Esto los ha llevado a adoptar una nueva política en relación al manto de acción, y ha llevado a grandes conclusiones con lo duro del mercado en estos momentos. Todo se resolverá a mediados de julio, fecha límite pactada entre partes para definir el traspaso de un jugador que sigue estando en el ojo del huracán no solo por su rendimiento, sino por el deseo incontrolable de Messi por encontrarle un hueco.

Lautaro Martínez

El Inter endurece su postura

Con unas fuertes declaraciones, el secretario técnico del Inter de Milán ha cerrado cualquier tipo de posibilidades en torno a unas negociaciones libres. Según el directivo italiano, Piero Ausilio, el jugador no está en venta, y cualquiera que pretenda sellarlo deberá absolutamente pagar el derecho que ellos poseen en sus manos, 111 millones de euros.

Debe ser un pago integro, sin intercambios como alternativas ni mucho menos peticiones extremas de rebajas. Lo hacen así porque saben del potencial del jugador, y de lo mucho que le desean en el Camp Nou. Además, es la carta que se juegan para poder fortalecer sus arcas y a futuro ir peinando la ventana de transferencias en busca de talento diferencial.

Bartomeu se trae algo entre manos

Si no aciertan nada para entonces, van a dejar pasar el tiempo hasta el punto en donde puedan ejercer otro tipo de presión. Creen rotundamente que si no le venden de acá a que se venza en periodo de rebaja, de los 120 a los 111 kilos, tendrán que valorar seguir quitando ceros a esta cifra, disminuyendo mucho más los valores que hasta acá tienen pactados.

Josep María Bartomeu

Además, confían en que otro club no podrá ejercer como comprador en este momento, más que nada por el acuerdo que tienen firmado entre las partes. Si el delantero rompe el acuerdo tendrá que pagar una indemnización que va muy de la mano con algunas excepciones trazadas en el Inter. Así las cosas sigue el tema, y nadie parece sacarles de su mente la posibilidad de hacerse con el delantero más codiciado de Europa en la actualidad.

Síguenos en Google News