El fichaje de Neymar provocaría dimisión del entrenador del FC Barcelona

Las consecuencias inmediatas del fichaje de Neymar por el FC Barcelona

Lo que parecía una nueva pataleta de niño pequeño, típico del brasileño Neymar, ha terminado por convertirse, seguramente, en la operación estrella del verano. La frase famosa de los presidentes cuando ya está la plantilla cerrada: “Está cerrada la plantilla aunque siempre que está abierto el mercado hay que estar atentos a posibles oportunidades”.

Y esta es una de esas oportunidades grandiosas. Porque no todos los días de pone a tiro uno de los mejores jugadores del mundo. Es cierto que el FC Barcelona para nada necesita al brasileño ahora. Con Dembélé aflorando, con Antoine Griezmann recién fichado y todavía con Luis Suárez y el intocable Leo Messi.

Sin embargo, Neymar saldrá sí o sí de París. Y eso hace que si no lo ficha el FC Barcelona, termine fichando por el Real Madrid. Ahora quizá hay overbooking, pero en dos años, seguramente no estará Suárez y Messi empiece a flojear. Y en ese escenario, el tridente Ousmane Dembélé, Griezmann y Neymar será el más fuerte del mundo.

Prueba de fuego para Valverde

El acuerdo parece estar muy cerca de cerrarse. El FC Barcelona incluirá a Philippe Coutuinho en la operación con total seguridad y es posible que termine entrando Rakitic. La patata caliente se la pasará el club a un Ernesto Valverde cuya filosofía choca bastante con tener ese arsenal en la delantera.

Es de esperar que para Valverde nada cambie. Seguirá fiel al 4-3-3, buscando equilibrio como jugadores experimentados, sin atreverse a exponerse demasiado. En esta idea parece que Antoine Griezmann lo tendría realmente complicado para hacerse un hueco en el once titular. El tridente de ataque lo coparía, de nuevo, la MSN.

Pero el club piensa de forma distinta. Bartomeu siempre ha salido en defensa de Ernesto Valverde, pero con los negocios el presidente del FC Barcelona no es tan condescendiente. Si se gasta el dineral que ha gastado en Griezmann y el presumible que gastará por Neymar, es para que ambos estén en el terreno de juego.

Valverde podría decir adiós al banquillo

Desde el club se presiona para que se ponga en liza un 4-2-3-1 absolutamente temible. Con Busquets y De Jong en el doble pivote y tres mediapuntas, Neymar, Griezmann y Messi, por detrás de Luis Suárez. Un ataque que metería miedo, pero a la vez un equipo partido que sufriría en defensa.

Valverde es enemigo total de romper sus equipos. Prefiere que las líneas estén juntas, que haya muchos jugadores por detrás del balón y que el equipo siempre esté preparado para defender. Por eso, si las cosas no marchan bien y no encuentra la manera Valverde de que jueguen todas sus estrellas, su futuro podría complicarse.

Porque ahí Bartomeu sí tendría la excusa para prescindir de sus servicios. De la misma manera que el propio Valverde podría reflexionar e incluso llegar a poner su cargo a disposición del conjunto azulgrana. Primero hay que esperar a que se confirme el fichaje de Neymar. Una vez en Barcelona, Valverde tendrá toda la presión encima.

© Copyright 2019 GOL digital ·