Alguna luz de esperanza se le enciende al club merengue en aras de quedarse con el próximo Balón de Oro

Kylian Mbappé acaba de sufrir una dura lesión en su último partido, la misma que lo dejará a priori fuera de todo combate futbolístico al menos por tres semanas. Casi descartado para el choque ante el Atalanta de Bérgamo, algunas piezas de la plantilla se han atrevido a hablar al respecto, emitiendo algunos conceptos y detalles de suma importancia.

El primero en aparecer ha sido el defensor central francés, Presnel Kimpembe. Ante un importante medio ha afirmado que el grupo en general está muy afectado, pues su único objetivo es alcanzar la Champions, y sin su máxima estrella sus opciones se ven evidentemente alteradas. No va a destacar algo que nadie sepa, incluso cuando se le relaciona con otros clubes como el Real Madrid, por su ya famoso nivel y talento.

Mbappé
Kylian Mbappé, estrella del PSG celebra una de sus tantas anotaciones de esta temporada

El rival plantea un duro examen como punto de referencia

Concentrados en lo que se vendrá, han tenido tiempo de sobra como para analizar al rival en los cuartos de final. Atalanta es un equipo vertiginoso, con un volumen de ataque masivo, y con individualidades de mucho cuidado. Por eso pensaban que Mbappé sería determinante, y el hecho de tenerle fuera se suma a las previsiones estadísticas que tanto le juegan en contra en esta cita continental.

Lo cierto es que el Real Madrid lo ha olfateado, como el depredador a su presa, y ya se ha puesto el overol una vez más. La lesión le abre un espacio, y con la vulnerabilidad que pueda evidenciar, está dispuesto a ofrecerle en estos tiempos de inactividad una mejora notoria de sus condiciones para que firme una vez acabe la siguiente campaña por un valor comedido respecto a lo que se maneja en este instante.

Florentino vuelve a aparecer; renace como el ave fénix

Las últimas noticias al respecto habían sido estrictas y contundentes. Mbappé afirmaba seguir concentrado un año más en lo que es PSG, y así lo estaba dejando expreso. No iba a contemplar jugarse otra posibilidad, y menos con la Champions asomándose en el camino. Pero ahora el contexto ha cambiado, y todo indica que el mismo puede traer nuevas salidas.

Florentino Pérez
Presidente del Real Madrid señalando en pleno acto oficial

Sin el derecho a poder jugársela por la máxima competencia, y entendiendo que un mal partido deja por fuera al que sea, los merengues ven salir petróleo de roca sólida. Están esperando la caída del cuadro de la capital de Francia, para atacar con una oferta establecida y ya marcada por los hechos del pasado. Una jugada maestra que pretenden en Chamartín sea la vencida. Todo está por verse.

Síguenos en Google News