El gafe que persigue a los fichajes del Real Madrid

Hay un número libre en los dorsales del Real Madrid que ningún jugador quiere tomar, ni los nuevos ni los consolidados

Como si de un juego se tratase, ninguno quiere tirarse la pelota en un tema que a priori parece un poco curioso y hasta risible. Y es que ni los jugadores de la plantilla que han terminado la temporada anterior, ni Rodrygo, Militao, Hazard, Jovic o Mendy, han querido hacerse del número 16 a su espalda.

Según afirman desde la interna del club, existe un rechazo unificado debido a los antecedentes cercanos de este número con otros jugadores, motivo suficiente para alejarlo de sus requerimientos y dejándole ese gran peso a la directiva que por ahora deberán encontrarle dueño de aquí al comienzo oficial de campaña.

Luka Jovic

Pero se conoce el porqué de este curioso acto y vaya que si tiene sentido. En la última etapa fue Mateo Kovacic quien lo portó, jugó poco y terminó saliendo de las filas merengues por decisión de Zidane, el mismo que hoy está de regreso y ha certificado la postura de prescindir de él esta temporada de nuevo.

Hazard llegó como la gran figura, los demás están proyectados a futuro

Por este motivo ningún jugador quiso adjudicarse este número durante sus presentaciones, y en las ruedas de prensa se trató al máximo de evitar entrar en dicha polémica. Sin embargo, y entrando a un tema más específico, Real Madrid ha manejado dos claras tendencias en su esquema de fichajes, los que llegan a dar soluciones inmediatas, y los que por condiciones y edad se perfilan más para un trabajo a futuro.

De ahí que de deduzca lo de Hazard, un jugador que a sus 28 años ya está acostumbrado a los retos y a mostrar fecha tras fecha lo mejor de su enorme fútbol. Ya lo hizo en Chelsea y lo hará en Madrid, sin duda. Esta es la solución al instante. Mientras que los demás van tras el proceso, aunque no les quita el rótulo de ser enormes futbolistas.

Eden Hazard

Mientras tanto Florentino y todo su grupo de trabajo siguen a la espera de lo que pueden ser sus últimos dos tapados, lo que terminen de armar el equipo y así iniciar formalmente la construcción de este nuevo sueño, el de ganar todo y retomar el control europeo. Ya lo veremos.

© Copyright 2019 GOL digital ·