El Granada CF está detrás del desplante de Pepe Mel a la UD Las Palmas

Se estudia podría ser el remplazante ideal siempre y cuando exista un proyecto de por medio

Pepe Mel ha sido una de esas piezas que ha quedado en el aire durante este periodo de la temporada, al que le apuntan varios clubes de primer nivel como el Granada. El entrenador parece no va más en su expedición con la UD Las Palmas. Más allá de las buenas sensaciones en un punto del curso, que lo llevaron a soñar con ganarse al menos un cupo en los playoffs.

Sin embargo, es ahora el momento menos dulce el que le ha llevado a ser carne de cañón. Se entiende desde el seno directivo que existe mucho más material para aspirar a la posición que tienen ahora mismo. Dejando un fuerte hueco que le ha invitado a salir casi con seguridad. De manera que Granada le ha motivado, y sabiendo que Diego Martínez tiene un pie y medio fuera le quiere proponer su arribo para asumir el reto.

Pepe Mel
Pepe Mel y sus últimas cartas en Las Palmas

Una vez se ha decidido el futuro de Pepe Mel, Granada lanza ofensiva con tal de ficharle y sumar la experiencia a su plantilla

El acuerdo que llevó a Pepe Mel ha sido prácticamente deshecho. Más allá de haber cumplido objetivos puntuales como la promoción de nuevos valores producto del trabajo de la cantera, no se ha podido dar margen a los flojos resultados de la actualidad. El entrenador ha acusado falta de soporte a un proyecto que va en construcción y al que se le debería haber extendido los plazos.

Al final es fútbol y en lo que a eso respecta no tiene más definiciones. Lo cierto es que Granada le ha dejado en claro que es uno de los entrenadores que han visto y que quieren vincular. Diego Martínez es el mayor candidato a sentarse en el banquillo del Valencia. Y ellos bajo su normativa quiere seguir su idea esta vez sumando la gran experiencia del adiestrador.

Un contrato que no representa peligros termina por dar consistencia al hecho

Lo que primero se viene a escena es sin duda la parte legal, y en ese rubro el entrenador de Las Palmas no tiene problema alguno. Su contrato termina este 30 de junio, es decir en menos de 20 días, lo que termina por definir el paso. Esto es algo que llama poderosamente la atención de los jefes, que saben que para permear la inversión nominal antes deben establecer el camino en materia de mando.

Ya Pepe Mel conoce el proyecto y su respuesta ha sido positiva. Cuidando los tiempos pues en medio de la terminación de una temporada es común que se encuentren concentrados en lo que es su puesta a punto para acabar de la mejor manera. Ya veremos qué terminará sucediendo, el tiempo apremia y la expectativa es muy alta.

Granada Nápoles