El Juego del Calamar da la vuelta al mundo con el misterio del teléfono

Un político del Partido Revolucionario Nacional ha ofrecido comprar el número del usuario

Uno de los estrenos más exitosos que ha tenido Netflix ha sido sin duda, El Juego del Calamar, una serie que con su thriller coreano ha mantenido su lugar en la cima de las listas diarias de la plataforma de los más visto, sin embargo un número de teléfono ha sido la verdadera pesadilla.

El número de teléfono en cuestión de El Juego del Calamar aparece en las tarjetas de presentación que el misterioso reclutador de Gong Yoo entrega a las personas lo suficientemente desesperadas. Esto para intentar que se unan al desafío que pone en riesgo la vida con la esperanza de ganar un día de pago monumental. 

El Juego del Calamar
El Juego del Calamar y un misterioso número

El verdadero dueño del número del teléfono de El Juego del calamar es un hombre de 40 años 

Y es que como suele suceder, cuando el público ve un número de teléfono dentro de un programa de televisión o una película de cualquier plataforma, tienden a llamarlo por si acaso está relacionado con la trama. En este caso el número pertenece a un hombre que está viviendo una verdadera pesadilla.

El hombre de 40 años afirma que, además de un montón de mensajes de texto, recibe alrededor de 4.000 llamadas al día, que no solo son durante del día sino que llegan hasta la mitad de la noche. Al principio pensó que se trataba de una broma, pero no fue así. 

El problema de esta situación es que este número también pertenece a un negocio familiar 

Las personas que llamaban decían que querían estar “en el juego”, pero luego se enteró por una de ellas que el número era parte de la serie de Netflix. El problema es que el hombre ha usado ese número de teléfono durante aproximadamente una década, y también está relacionado con su negocio.

Finalmente, un candidato político de un pequeño partido ha hecho una oferta para comprarle el número al hombre. Huh Kyung-young, del Partido Revolucionario Nacional, publicó en las redes sociales que estaría dispuesto a pagar 100 millones de wones por el número, lo que equivale a unos 85.000 dólares estadounidenses.

Servir y proteger