El laportismo impulsa la candidatura de Masip en el Barça

El entorno más próximo a Joan Laporta, expresidente del FC Barcelona, avala a Enric Masip, exjugador de balonmano del club, como candidato a la presidencia en las elecciones de 2016. Como alternativa a Sandro Rosell, máximo dirigente de la entidad que ya ha confirmado que optará a la reelección.

Masip (Barcelona, 1 de noviembre de 1969) ha hecho oficial su deseo de presidir el Barça. “Después de 23 años en el club, tengo la ilusión de presidirlo aunque soy consciente de las dificultades que comporta reunir los avales”, manifestó el exjugador en 8TV. “No me gusta lo que veo en muchos aspectos, sobre todo en la gestión humana. El presidente del Barça debe servir al club, a los socios, no a uno mismo ni a unos cuantos”, añadió Masip, quien ha expresado abiertamente sus discrepancias con Rosell desde que fue destituido como secretario técnico del Barça en enero de 2013.

Cruyff y Guardiola

Molesto con Rosell y el directivo responsable de la sección de balonmano, Eduard Coll, Masip ha recalcado en los últimos días su admiración por Johan Cruyff y Pep Guardiola, los dos entrenadores que han cambiado la historia del Barça. Próximo a dos figuras que cuestionan el estilo y la gestión del actual presidente, el exjugador de balonmano también cuenta con la bendición de Joan Laporta, con quien siempre ha tenido una buena sintonía. Tras retirarse como jugador en 2004 (ingresó en el Barça en 1990), Masip trabajó para la Fundación del club y después fue nombrado secretario técnico de la sección de balonmano. Cobraba 300.000 euros anuales.

Nacionalista confeso y admirador de Jordi Puyol, expresidente de Catalunya, Masip también tiene una estrecha amistad con personas muy próximas a Laporta. Sus mejores aliados son Albert Perrín, Jacint Borràs y, sobre todo, Joan Boix.

Masip formó parte del mejor Barça de balonmano de la historia, equipo con el que ganó siete veces la Liga Asobal y seis Copas de Europa. Su camiseta con el dorsal número 5 cuelga en el Palau y siempre será recordado como uno de los mejores centrales de todos los tiempos. Era el corazón del 'Dream Team'.

Problemas con Valero Rivera

Jugador con mucho talento y más carácter, Masip chocó frontalmente con Valero Rivera, técnico que ganó 70 títulos con el Barça y que le retiró la capitanía del equipo por desavenencias personales. Con sus compañeros, las relaciones fueron dispares. Muy buenas con jugadores como Mateo Garralda y Tomas Svensson; distantes y tensas con Iñaki Urdangarin y David Barrufet.

Masip, socio del Barça que se borró durante su etapa como jugador del Granollers, ha seguido de forma activa los últimos procesos electorales en el club. Identificado con el talante de Laporta, en el pasado apoyó a Josep Lluís Núñez. En 2016 espera derrotar a Rosell y ser el máximo dirigente del primer club deportivo de Catalunya.