El Liverpool se mete en la pelea por Fazio