El mánager de Messi culpa al promotor Andrés Barco de la suspensión del amistoso