La marca gala lanza su modelo de referencia con la variante híbrida en un coche que comparte configuración con dos motores eléctricos

Aunque cada vez son más los coches que apuestan por los motores microhíbridos para reducir sus consumos y recibir la etiqueta ECO, en Renault han decidido ir un paso más allá apostando por un sistema híbrido completo. Es lo que ocurre con su nueva actualización del modelo referencia de la marca: el Renault Clio E-Tech.

A partir de ella, concemos que se trata de una tecnología que se antoja más completa, sin embargo también consigue una mayor eficiencia gracias a su configuración con dos motores eléctricos, un motor 1.6 gasolina, batería de 1,2 kWh y hasta 140 CV de potencia máxima combinada, lo que lo hace ser de los más eficientes de la marca (y del mercado).

Renault Clio
El motor de combustión del Renault Clio E-Tech se une una vez el coche está en movimiento

Está basado en un bloque térmico que se gestiona a través de la innovadora caja de cambios

Este Renault E-Tech está basado, en todos los casos, en un motor atmosférico de gasolina, un bloque térmico del que se asocia a un motor eléctrico con diferente potencia, según la versión, uno de los cuales es de tipo HSG (High-Voltage Starter Generator). Todo el conjunto se gestiona a través de una innovadora caja de cambios multimodo de crabots, sin embrague.

La principal característica de esta caja es que no tiene embrague ni sincronizadores, por lo que el Clio E-TECH emprende la marcha siempre con el motor eléctrico principal, el de 48 CV. El motor de combustión se une una vez el coche está en movimiento y, para hacer que su acople sea suave, el motor eléctrico secundario se encarga de arrancarlo y de igualar la velocidad de giro del cigüeñal al de la transmisión.

Ambos motores eléctricos pueden hacer de generador en las fases de deceleración. La tasa de deceleración cuando no se pisa el freno puede incrementarse seleccionando el modo B, de Brake (como sucede también en los híbridos de Toyota). A razón de ello, parece fácil aproximarse a la autonomía eléctrica que Renault anuncia, de 5 kilómetros, sin usar el motor térmico.

Renault Clio
El Renault Clio E-Tech se acerca a una autonomía de 5 kilómetros sin usar el motor térmico

Este Renault Clio E-Tech está preparado para las nuevas tecnologías

Es así que el Renault Clio E-TECH avanza con relativa facilidad en modo eléctrico y conserva una agilidad suficiente para moverse así por entorno urbano. Cuando se le solicita potencia, el motor de gasolina se enciende y aumenta la rumorosidad si se acelera a fondo, pero nunca de forma molesta. Para el modelo se anuncia un consumo combinado de 4,3 litros cada 100 kilómetros.

Así como una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos. El mismo, está preparado para las nuevas tecnologías de asistencia a la conducción y para alojar las baterías de la versión híbrid. Tiene un nuevo interior con un salto perceptible en calidad, siendo apenas 1,2 cm más corto que el anterior Clio, así como un mayor maletero.