El partido de la fecha

Me pidieron que trate de contarles lo que la cámara no muestra, pero es muy difícil hacerlo en un partido en el que se convirtieron 7 goles, de los cuales tres fueron anotados por Vietto, hubo un jugador expulsado por equipo y casi nunca pude despegar la vista del campo de juego porque siempre había olor a que algo bueno iba a pasar.

Sin embargo, antes de arrancar, observé el ritual del Tata: el ayudante de campo le puso la botella de agua y él, como siempre, se agachó, tocó el pasto y se persignó, seguramente deseando lo mejor para su equipo.

Ya con el partido en marcha y más de media hora transcurrida, NOB se puso 2 a 0 y como si esto fuera poco, Villar metió un planchazo innecesario y vio la roja. Zubeldía no le dijo nada a Diego, pero por las dudas se tapó la boca con el cuello de la campera. La salida de Camoranesi en primera instancia pareció que era por un dolor en la tibia, pero finalmente fue en la rodilla. En ese momento el técnico se hundió en su asiento y quiso que se lo trague la tierra, pero apareció por primera vez Vietto y Racing se fue al descanso 2 a 1 y con una esperanza.

En el arranque del segundo tiempo, Racing consiguió el empate y el Tata Martino se desesperó porque que el resultado le parecía injusto. En el otro banco, también la preocupación, aunque por una lesión: Pillud lastimado en el tobillo derecho, Zubeldía que habla insistentemente con el médico y finalmente lo saca. Se la juega, porque decide ponerlo a Cámpora. Va por todo, sabe que para soñar con el campeonato tiene que ganar y arriesga.

Lo que no tiene en cuenta es que apenas alcanzando el empate llega el tercero de Newell’s y estalla de ira. Patea una botella de agua y descarga su bronca a los cuatro vientos. Siente que el partido se le escapa a pesar de apostar por buscar el arco de rival.

Al rato el gol de la igualdad y el comienzo de un intenso duelo desde los bancos. El de Racing se convirtió en un infierno en el que todos daban órdenes y protestaban. Maxi Cuberas, ayudante de Zubeldía (ex Central) se fue expulsado y Pautasso, ayudante del Tata, que insultó 10 veces mas que su colega, zafó y terminó el partido en su lugar.

Con el gol de Maxi Rodríguez cuando el partido se terminada llegó la locura al parque Independencia y al banco de NOB, que festejó la victoria desaforadamente. Como contrapartida, Zubeldía se fue con el orgullo del esfuerzo pero con la tristeza de la derrota.

Yo estaba preparado para entrevistar a Lucianito Vietto y hasta llevaba una pelota para entregársela por los 3 goles logrados, pero tuve que cambiar sobre la marcha y correr a buscar a Maxi Rodríguez. Mientras lo entrevistaba para FPT, recibió una ovación interminable. Me fui del Parque lleno de fútbol, por el mejor partido que vi en el campeonato y si me apurás… uno de los mejores de los últimos años.

Gracias NOB, gracias Racing, gracias fútbol!!!!

Por Miguel “Titi” Fernández

¿Quieres compartir la noticia?
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Ultimas noticias en Elgodigital
El sacrificado del FC Barcelona para cerrar ya a Memphis Depay
Zidane convence al Real Madrid para cerrar fichaje de última hora
El Cádiz CF impone el físico gracias a fichaje en el Sevilla FC