El pibe Gómez golpeó fuerte con su martillo en el CENARD

El lanzador de martillo Joaquín Gómez, con apenas 16 años, es de las mejores promesas del atletismo argentino. “Me siento feliz por lograr la mejor marca sudamericana de la categoría menores y quedar número uno del mundo, pero lo más importante será el Mundial de julio, en Ucrania. Tengo que seguir entrenando y no perder la calma, porque ese es el gran objetivo”,  le comentó a www.deportes.gov.ar Gómez, a menos de 48 horas de su nuevo logro: lanzar su martillo a 81,88 metros en el Torneo Iniciación 2013, en el CENARD, y quebrar así su propio récord (81,15 metros) que había alcanzado en octubre de 2012.

“Me había preparado para esto, pero no sabía que iba a suceder tan pronto”, expresó con su habitual humildad el atleta surgido del Centro de Fomento Deportivo de Avellaneda, uno de los 89 centros deportivos que la Secretaría de Deporte del Ministerio de Desarrollo Social impulsa en todo el país. Gómez, becado por el ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo conformado por la Secretaría de Deporte y el COA), es además bicampeón de los Juegos Nacionales Evita (2011-2012).

Con esta nueva marca el bonaerense superó al australiano Matthew Denny, quien a principio de año había registrado 79, 26 metros, en esta categoría que tiene como máximo exponente histórico al qatarí Ashraf Amgad Elseify, quien en 2011 estableció el récord mundial con un lanzamiento de 85,26 metros.

Gómez, representante de la Escuela Municipal de Atletismo (EMA) de Avellaneda, se presentará el próximo fin de semana en Rosario bajo la supervisión de su padre y entrenador, Daniel Gómez, quien también fuera deportista (siete veces campeón sudamericano de martillo), al igual que su madre, Analía Altamirano (ex saltadora de 400m. con vallas y actual entrenadora de velocidad y salto). Y por si fuera poco, su única hermana, Daniela, también es lanzadora de martillo y fue campeona sudamericana cuando era juvenil.

 

Fuente: www.deportes.gov.ar

obligaciones Laporta