El 'plan B' del Sporting quiere dar una alegría