El portero del Sporting lanza aviso demoledor a Mallorca y Espanyol

Claro y consciente de sus opciones va en busca del objetivo trazado a comienzo de temporada

Lo de Mariño esta temporada ha pasado entre dulce y salado. Líder en todas sus formas peor ausente por haber dado positivo por COVID-19, el portero del Sporting de Gijón parece haber vuelto más fuerte que nunca. De hecho ha lanzado una reciente amenaza a sus contendientes, Espanyol y Mallorca anunciando que su objetivo primario era el ascenso.

No cabe duda que esto ha sido tomado como un reto deportivo más allá de las cuestionantes adjuntas. Ese proceso motivacional por el que pasa es el reflejo de lo que él dentro de sus percepciones busca ajustar en este momento. A la afición, a sus compañeros, al cuerpo técnico y a sus directivos les ha dicho concretamente su visión. No podía llegar en mejor momento, e impulsado por lo hecho de paso.

Diego Mariño
Diego Mariño, portero del Sporting de Gijón

Contundente, el portero del Sporting quiere consagrarse al término de esta temporada con el objetivo que se ha trazado

Que las cosas salgan como se lo han pensado responde a hechos directamente proporcionales a sus esfuerzos. Los temas que acá cubren pasan más por un instinto y sentido de pertenencia absoluto. Incluso cuando se ha planteado la idea de sucumbir en ello ha manifestado tener paciencia y resiliencia como para ir de nuevo y afrontar el reto la temporada que viene.

Sus rivales que de hecho están colgados en la zona alta de la tabla ya han recibido la mención, y tratan como no podía ser de otro modo de buscar denegar el acceso a sus más inmediatos perseguidores. El Sporting viene colgado de sus opciones y parte con ese espíritu que le caracteriza. Además se basa en la poca distancia que existe entre su colocación en la tabla y los que están consiguiendo el ascenso de momento.

Los retos que se le vienen al Sporting de Gijón marcarán un antes y un después

Albacete será el primer rival que tendrá en el frente el Sporting. Un rival complejo, que recientemente ha sumado activos de gran nombre y solvencia en el campo. No cabe la menor duda que es una acción de alto riesgo, pues no pueden ceder puntos en la tabla menos ahora que se ha puesto todo tan apretado. Perder sería dejar al azar el resto de la campaña y eso es precisamente lo que se busca evitar.

Y luego se viene el RCD Espanyol, rival directo y por el que han ido a cazar fuerte. Aquí las cosas van de la mano y pretenden ser el armado para lo que resta. Un buen margen el que ha movido la gente del Sporting, atentos siempre a lo que puede ser su recta final con el objetivo entre ceja y ceja. Lo veremos en detalle.

Campuzano Sporting