El presidente del Real Madrid debe elegir entre Zidane o Martin Odegaard

Difícil momento y dura elección para alguien que tiene los argumentos divididos

Los días al interior del Real Madrid no vienen siendo propiamente sencillos. La derrota contra el Levante ha sido un golpe certero que ha sido disimulado un poco con el triunfo frente al Getafe. Sin embargo, la sensación que queda es de extrema preocupación, sobre todo en materia fichajes y gestión de la plantilla que deja al presidente del Real Madrid, el señor Florentino Pérez en el ojo del huracán.

Una corriente informativa afirma que debe decidir entre el entrenador y lo que pueda ofrecer Martín Odegaard. Al parecer las declaraciones del noruego han sido suficientemente drásticas como para dar por finalizado ese boom de regreso a futuro. El mediapunta nórdico ha sido muy enfático en afirmar que mientras sea Zidane el entrenador él no piensa regresar al Bernabéu, y menos para asumir roles secundarios.

superliga Florentino Pérez
El máximo mandatario en la casa merengue Florentino Pérez

Al presidente del Real Madrid se le complican sus decisiones a cuenta del estudio real de la conveniencia

Por un lado está Zidane, que más allá del endeble momento ha sido un entrenador capaz de sumar 4 ligas de campeones en 5 años, y ha salido campeón de Liga recientemente. Por el otro está el futuro del club, el noruego Odegaard que tras su llegada a Inglaterra ha empezado a dejar fluir especulaciones en contra del entrenador y del club mismo.

De tal manera que al término de la cesión, que es al término justamente de la temporada se debe decidir qué hacer. Un panorama oscuro que le deja a los merengues un hueco tremendo, ya que suspender el contrato de Zidane acarrea indemnizaciones millonarias, y soltar a Odegaard es un exabrupto por lo que pueda llegar a costar en el futuro. Como sea esta postura está sentenciada, y no parecen haber muchos más caminos por recorrer.

Odegaard ha dado el primer paso a su salida de la Casa Blanca

Sin nada que perder el noruego de 21 años ha salido de lleno a enfrentar los problemas. Se ha puesto en manos de su representante en la ruta que les lleva a firmar un contrato con otro importante club de Europa. Las ofertas saben que no le van a faltar, y en Londres recién está haciendo su arribo. Pero no se puede desconocer que otros participantes de la Premier ya han ido a preguntar directamente.

Así terminan una agonía que se abría paso una vez eliminaran la figura de cesión con la Real Sociedad, quizás la decisión más dolorosa en el presente de Odegaard por el momento que vivía, y por los logros colectivos. No hay derecho a instancias de apelación, y es el momento de encontrar una cifra a conveniencia de los implicados. El tema se ha puesto candente, y el mundo tiene sus ojos puestos en ello.

ofertas Ramos