El primer fichaje del presidente del Barcelona no ilusiona

Más allá de tener un gran re nombre, el mal momento colectivo le tira al suelo cualquier ilusión a la afición culé

Llegado Joan Laporta a la dirección suprema del FC Barcelona, la junta en pleno tuvo que empezar a diagramar ciertas incidencias pertinentes, una de ellas cosechar el primer fichaje de cara a la siguiente temporada. Las exigencias del cuerpo técnico encabezado por Ronald Koeman estaban dispersos, y aplicando a varias posiciones nacía la duda, tema que ha sido resuelto por decisión unánime.

Ya lo tienen atado, y no se trata del delantero de referencia, es Georginio Wijnaldum. El mediocentro del Liverpool FC que esta temporada ha ido de menos a más y es de lo poco rescatable en cuanto a equilibrio en los ‘Reds’. Con el neerlandés existe un pre acuerdo, y solo resta alzar la concreción legal para certificar la garantía de su traspaso.

obligaciones Laporta
El nuevo presidente del FC Barcelona arranca su dura agenda cerrando un fichaje

La perspectiva de la ilusión respecto al primer fichaje del FC Barcelona está solventada por todo aspecto

No más encontrarse con el nombre de uno de los pilares de la tremenda campaña del Liverpool los dos últimos años debería ser motivo extremo de esperanza, pero no es así. La riqueza técnica está, y las ganas de empezar una nueva aventura superan toda restricción, pero la postura parte del mal momento vivido en la entidad británica.

Al mando de Klopp esta temporada están teniendo serios problemas, y Georginio Wijnaldum ha sido parte de todo esto. No se le ha visto con la misma capacidad presionante, y mucho menos con su remate de media y larga distancia. Ha perdido ritmo y a sus 30 años eso es apenas normal que esto suceda. Esto es lo que ha invadido el sentimiento culé y llena de desazón todo lo que incluya al buen mediocampista al respecto.

Sin valor de traspaso se hace un activo muy seductor para dejarle pasar por alto

Otra cosa bien diferente es la conveniencia directiva. El neerlandés termina su contrato este fin de temporada y podría llegar sin coste alguno. Más allá de las primeras de reconocimiento, poder acercarlo sin valor es un tema gratificante, sobre todo para Koeman que le tuvo ya en la selección con grandes resultados deportivos.

Es un futbolista que transmite seguridad, es muy técnico y puede aplicar a las dos fases, tanto defensiva como ofensiva. Además, tiene espíritu de líder, sabe manejar los tiempos y tiene clara la identidad de juego que tiene el estratega culé. Esto sin duda es vital, más allá que sigan pendientes del caso Memphis Depay, que es el que más roba las miradas por ahora.

Junior Firpo Celta